Santiago Loustaunau: Poemas

Conocí a este loco un día en una feria de venta de libros independientes; y digo conocí pero hablamos dos minutos; sin mas me dio dos libros, uno suyo: “Contar la luna” (cabe decir que es neuquino y que vive a lo nomade, según, recuerdo, me contó)

Para describirlo tan solo voy a copiar su contratapa; y decir que indudablemente comete su prometido

“Este libro alguna vez fue árbol.
Sus raíces ¿habrán soñado que de su tronco crecerían palabras?
Sus hojas ¿Habran pensado que llegaría el día en el que bailarían de mano en mano?
Su corteza ¿Habra fantaseado un día con guardar poesías?

En sus nuevas hojas debemos honrar al arbol que fue. Debemos respirar su silencio y transformarlo en vida nueva. Por eso, como el arbol este libro debe ser capaz de cambiar las cosas, de darnos aire, de darnos sombra.
Sino todo ese esfuerzo de la vida
Habra sido en vano”

Y de yapa un par de poemas

Hoy, la plaza no consiguió engañarme

no logro ocultar su sabor a ciudad

su verde fingido,

sus arboles que no son bosque;

sus caminos que no son senderos.

Hoy, no supe apreciar la belleza de sus candados

de su agua encerrada en tubos

de su fauna humana

enrejada.

Hoy, solo había sueños

para aquellos que prohíben soñar.

“Plaza cerrada” (Bastante hardcore no?)

Volvi, y a mi barrio del pasado
lo acribilla el agua:
la lluvia le atraganta los pozos
y mis pasos se hunden
en charcos de recurdos.

Vuelvo a este bosque fallido,
pero bosque al fin
bosque urbano
con los árboles y los pies
cansados de las lineas rectas.

Imagino
camino bajo ventanas
por las que nunca nadie se asoma
para ver si estoy volviendo:
Soy otro.

y en el horizonte de la calle
hay una sombra que espera
que mira al tiempo,
-¿seré yo?-
suspira, pega media vuelta
y se va, a volver
otra vez.

“Volver es huir de nuevo”

y uno muy lindo:

Quien quiera entonar la sonrisa,
que imite al pájaro.

Quien desee aprender,
Que practique el error.
Quien busque conocer,
que ejerza la duda.

Quien anhele el bosque,
que busque en los árboles.
Quien desee volar,
que sueñe al viento.
Quien quiera sanar,
que llore, que ría.
Y quien quiera decir la verdad,
que recurra a la poesía

“Manual de uso”
Fue por amor al arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s