En la sala de espera de un barco loco

Deletrean ingenuas palabras mientras caminan.
Yo los veo desfilar en una ventanita
Y me hablan, como si yo fuera uno.

El problema no es la dosis, sino el narcótico.
Sedantes de seda engloban mi accionar
haciéndome correr como un gato.
o un mono, no humano.

El robot ansia las frecuencias distorcivas del planeta tierra.
pero sufre drenaje de aceite de manija.
Un parche rojo tipo pintalabio le abrazaria el alma.
Pero antes debe habitar el mundo entero.

La perilla de la radio sintoniza, de manera caótica, la señal electroacustica.
Timbres aturden mi cerebro, voces, llantos, bebes, ancianos.
Tiempo y espacio;Trascendencia
No paran un segundo.
Estamos dentro de una gran ballena.

El problema no es que te miren, sino que te juzguen: los de afuera.
Dentro de la carne deberías tener un cuarto propio donde descansar.

Sombras muestran tan solo la nuca, no silban tampoco ríen.
Estan locamente atrapadas en su lenguaje.
Si tan solo hubiera un traductor de lenguas chinas!!
La llave esta en el mar. A las orillas del amor, en un viaje muy loco

Viaje
Final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s