El camino de los viejos jorobados

*se me ha derramado la cerveza*

Voy con hambre y una sombra china me habla sin entender, termina siendo un caro tiro de suerte, hace lo mismo con todos. Una chica guapa me sonríe por su billete que no cabe en el tragamonedas, le devuelvo la sonrisa y marchita su recuerdo hasta desintegrarse en el polvo del tiempo.

Quizás sean demasiadas palabras para una sola cabeza. El ir y venir constante de las olas. Cuál es el reflejo del mar? Sera acaso la soledad de la luna? Ayer, creo, camine por el túnel de la perversion viendo ondas desnudas sin ningún merito? Eran cuerpos sin ningun sentido: Bolas, pelos, pitos y tetas. Pezones y arrugas, todo tan estatico. Todo tan carente de calor.

Ella me sonríe recién bañada con la toalla a la cintura y yo reprimo mí instinto animal. Tan solo deseo la miel calida de sus abrazos, la resonancia magnética de su risa vibrando en mí corazon. Qué me mime en silencio, que me acaricie, ver las nubes acurrucados con su cabeza sobre mí panza. Con los años y las apuñaladas he olvidado lo que se siente ser querido.

A lo lejos suena una puerta oxidada, la luna parece una rodaja de naranja brillando en el aire, hay basura por todos lados y yo estoy donde debería estar.

Trato de sacarle filo a mí mente, hacerla una; el mundo es tan solo una idea para mí. Todo sucede por la razón metafísica de mí yo, incluso el idioma del vacío. A mí camino acuden brujos y magos, hechizeros y duendes. Se que cuando tenga amor y fe en mí mismo encontraré la felicidad.

No sé qué busco si no es amor puro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s