Y ya no entiendo nada pero la lluvia llueve.

Dientes de oro en empaque de nubes rien como chocando porcelana. Chilla la lluvia con su fuego infernal, pasa justo por ese agujero que es un volcán por donde se conecta el abismo dejando atrás todo lo prohibido. Que ahora le dicen agujero negro y no es un corazon sino un caparazon). Prohibido es tan … Continúa leyendo Y ya no entiendo nada pero la lluvia llueve.

Sujeto al marco del abismo

Pescaditos de oro nadando en algodones entre los rayos y los arroyos de un mar que es sólo uno pero que se parte como un espejo en mil trozos. Horas. Holas. Ondas. Se expande en mí imaginación la exhalacion de las hojas. YA es mí cuerpo y yo soy su raíz. Aveces me siento perdido … Continúa leyendo Sujeto al marco del abismo