Laura II

Con la palabra quebrada la frauda duda, será el cobre de las mieles el dulce que más brille?

Gira la cucharita de los mil cafés, se forma un remolino, un vórtice y yo sigo esperando que llame. Nunca vendrá.

Cuando las bocinas de la ciudad se apagan y los tugurios del ocio cierran, cuando la tormenta asole los cipreses de la plaza con sus cachetadas de furia, cuál será tu hogar? Dímelo y te dire quien eres.

Espero en los escaparates cerrados de una soledad que no es mía. Siento el cristal a mis espaldas como un ataúd y culpo a la tele. Después el duende, del que siempre fui fan me dirá que todos tenemos una tele, y me hará su gesto característico por el que me quedaria encantado.

De solo pensar en ella ya no puedo escrbir. Y es que sin su amor muero por dentro. Mí vientre marchita por su indiferencia. Y mis ojos lloran tratandola de borrar de mí memoria sin conseguirla olvidar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s