Los dioses deben de estar locos

Brilla la luz, allí donde no hay nadie y aparecen danzarines como el arlequín. Pim pum pam y el hechizo abre las palabras en dos, la magia está hecha y el encanto de callecita canta sus lecciones. Que viva el rey y sus soles. Que viva el sexo y la pasión. Todos estamos jugando una … Continúa leyendo Los dioses deben de estar locos